Análisis de La Novia Oscura de Laura Restrepo.

Todos los aspectos formales y de contexto sobre esta primera lectura en común de Escuela de Ateneas, se indicaron en la entrada dedicada a la presentación de la novela, donde también os dejamos una lista de reproducción de música carrilera colombiana, muy popular en los años en los que está ambientada la novela, - la verdad es que no es muy apta para concentrarse, pero el poder evocador de la música hace más fácil situarnos mentalmente en una noche cualquiera en la Catunga, con las luces de colores apenas iluminando la oscuridad.


Algunos matices de estilo de la novela:

Pg 140. La casualidad que pinta historias si la persona que se acerca a la casualidad tiene ganas de escarbar en ellas. El mundo está lleno de historias dignas de ser contadas. 
Laura Restrepo nos cuenta como llega a tener la necesidad de resolver el puzzle de La Catunga y Sayonara, y nos lo cuenta en la página 140, cuando ya el lector anda enamorado del personaje, para no desactivar la magia de la narración. 

Pg 158. Capítulo de dos páginas y media, la descripción de una persona que ni pincha ni corta en el relato entero, pero que su aportación es esencial para generar el ambiente de dignidad que flotaba en la Catunga. Esencial para hacer justicia a esta historia y no marginalizarla si no darle un empaque de sabiduría vital y dignidad. 

Las durezas de la vida que son inevitables, nos dan dos posibilidades a la hora de acatarlas: 
     Convertirnos en víctimas o  convertinos en sabias
He encontrado esta imagen en internet mientras hacía este post y la casualidad me ha hecho querer meterla en la entrada. Una joven Julia Roberts en su papel de prostituta en "Pretty woman" abrazándose a si misma 20 años después. 

Pg 315. Después de tener a las niñas preparadas  y que el Payanés le diga que no quiere ese tipo de compromiso Sayonara llora toda la noche. Todos los Santos explica: “-Lloró toda la noche, ella, la inconsolable, hasta que el llanto la serenó. Por algo dice la gente – me explica Todos los Santos – que es bueno llorar la pena. Quiere decir que te la sacas de adentro por el camino de los ojos, en su verdadera consistencia que es el agua. ¿Por qué cree que son saladas las lágrimas? Porque son agua apenada. Por eso”
Es una maravilla la sabiduría intuitiva la de Todos los Santos, que sabe lo que explica y explica lo que sabe con una sencillez aplastante y poética. Deja atrás la ciencia para ir a las cuestiones vitales más humanas. Más sabe el diablo por viejo que por diablo.  
Laura Restrepo explica el mismo suceso desde una óptica más leída pero no menos humana y sabia:“Sucedió a la hora en que reverbera la fosforescencia plateada de los yarumos, esos bellos árboles de la luna, pero ella no estaba de ánimo para fijarse en paisajes. [Bonita forma de decir que no tenía el día] Mientras Ana, Juana, Susana y Chuza se iban quedando dormidas, mínimos bultos de sueño agazapados en tul y resguardados del cielo bajo un arbusto, Sayonara se entregó, sin reparar en hipos ni medirse en estremecimientos, a una lloradera incontrolable, inconsolable, magdalénica, como la que no se había permitido antes ni se permitiría después, sorprendida ante el sabor a suero de sus lágrimas y extrañada de su naturaleza quemante, como la del agua bendita, que al rodar enrojecía las mejillas. Las dejó correr, gota a gota, sin pensar en nada más preciso ni más específico que la propia pena. En todas las penas de ayer y de hoy fundidas en una, sin nombre ni cara; una pena grande y blanda como un seno que alimenta y que consuela, vieja pena familiar, tan amarga pero al fin de cuentas tan propia”

Cachitos de texto como aperitivo para el debate:

Pg 52. A la niña le baja la regla e intenta ocultarlo a la madrina poniéndose cualquier prenda a modo de compresa y escondiéndola después. La madrina se da cuenta:

Pg 72. Pregunta qué las empuja a meterse en el negocio de la prostitución.


“Cuando otros te niegan la mano, la madre prostitución te recibe con los brazos abiertos- dice la Olguita-, aunque después te trague viva y te la cobre todas juntas. Dos caras de la misma moneda: virgen y puta. Honor y vergüenza. Una moneda que el diablo echa al aire y a ver cual te toca”
  • La diferencia entre indias y cristianas
  • Moralidad judeocristiana y repudio de hijas
  • Los hombres no tienen ningún tipo de responsabilidad en ello.


Pg 75. Todos los martes tienen que pasar por el examen para que les renueven la cartilla. Las tratan mal, los médicos no son médicos, no curan, solo cobran el doble si hay enfermedad para renovar el carné.




Así le explica Todos los Santos a Sayonara los porqué de ese trato por el que tienen que pasar.



Uno de los "pseudomédicos" después de que Sayonara le insulte por el mal trato que está dándole a su madrina le dice:
“Déjela que insulte, doña – dijo el médico con voz tan brusca que las de afuera alcanzaron a escuchar – La próxima vez esta mocosa va a tener que chupármela para que le haga el favor de expedirle el carné.
Mejor chúpate vos esto – reviró una caleña que andaba comiendo mango, le arrojó la pepa dándole en el ojo y soltó una carcajada abierta, sonora, que despabiló a las otras y las hizo reír también, primero un poco y después mucho […] lanzando insultos, basuras y piedras sobre los médicos del dispensario, que sin saber cómo lograron cerrar la puerta y atrincherarse contra la revuelta que se armaba afuera.
¡Abajo el estado proxeneta! ¡Mueran los funcionarios corruptos!”

-        Este capítulo de la novela nos muestra un amotinamiento de las trabajadoras ante los términos abusivos de su contrato de trabajo y las vejaciones por las que las hacen pasar. Un motín parecido al que ocurre en el campo 26 para mejorar las condiciones abusivas que los americanos imponen a los petroleros colombianos, pero el motín de las putas no tuvo nombre heroico, porque las heroicidades son cosas de hombres.

En el mismo capítulo continúa diciendo “Un investigador francés que vino por esos años hizo averiguaciones y echó cifras y nos dejó saber que las prostitutas de Tora le pagábamos más al Estado en controles de salud y en multas, que la Tropical Oil Company en regalías – me cuenta la Machuca – Mientras tanto las muchachas bregaban a espantar la sífilis y la gonorrea con rezos y pañitos de agua tibia, y las cruces iban poblando los carnés y los cementerios.”

-          ¡¡¡Que dato!!!  Que las mujeres peor vistas de todos los estratos de la sociedad aportasen más dinero a las arcas públicas que una compañía extranjera por extraer los recursos naturales que pertenecen al país - y que de ser explotados por el propio país, daría beneficios para salir de la pobreza -


Pg 162. Descripción de los miedos que los monjes que acogieron a Sacramento le insuflaron.  La perversidad con que la iglesia se daba el gusto de influir en la mente de un niño. A través de este capítulo se nos da la posibilidad de empatizar con el dolor de Sacramento.
  • Es la historia del odio  y el castigo en vez de la misericordia.
  • Los odiaban y temían por ser hijos de puta, al punto en el que los niños se odian a si mismos y a la imagen mental de sus madres.
  • ¿Le pedirían los mismos castigos y tormentos a los hijos de buena cuna.
  • Doble moral con ricos y pobres que siempre ha ejercido la iglesia. Bulas papales de indulgencias plenarias a quien las pague.
  • Toque de humor y sarcasmo con el que está escrito este capítulo lo hace genial y lo dulcifica a través de la mirada inocente de los niños.

Recomendación de lectura de esta situación con huérfanos españoles de familias republicanas. Los desgarradores cómics de Paracuellos, donde su autor cuenta sus vivencias de infancia en una casa del Auxilio Social de los años 40 en España.


Pg 196. Sobre la enfermedad venérea y cómo la entienden como el castigo de Dios por sus pecados y la llevan con resignación.

Pg 209. Todos los Santos engalana a las niñas y se las lleva a enseñarles el otro mundo. 
Es un capítulo lleno de crítica a través de las preguntas inocentes de las niñas y las contestaciones de Todos los Santos. 



Pg 217. Este párrafo es una muy buena introducción a lo que luego sucede con Sacramento cuando se casa y tanto la quiere y tanto la maltrata, no sabe a quien tiene delante, no es verdad nada, no la ve solo la intuye

 “El hecho de colocar como personaje de este libro a Sacramento  me obligó a preguntarme cómo llegar a comprenderlo y a estimarlo en su impasible papel de Werther tropical, tan obsesivo e irreal en su amor que se sale de esta época para penetrar en otra, melodramática y desmedida cuando se la mira desde la perspectiva de este final de siglo que ese ha encajonado por voluntad propia en el miedo pánico al ridículo y que ha querido entender por ridículo todo lo que no es eminentemente práctico. Cómo acercarse, decía, a Sacramento, a su estridente costumbre de amar hasta la muerte  a su vocación de  vivir muriendo. Cómo no disminuirlo ni desdeñarlo por excesivo y fuera de lugar, y al mismo tiempo cómo confiar en la honestidad de ese amor suyo, tenaz pero autosuficiente; radical pero sospechoso en su desprendimiento del sujeto amado. Me conmovía la pureza juglaresca de su idolatría, pero no podía eludir el pálpito de que el objeto de su fervor era una criatura inventada por él mismo, que no era la niña, ni tampoco era la puta, sino una inexistente tercera a medio camino entre las dos”

Pg 232. Las leyes de la marginalidad. 
Toulouse Lautrec
“¿Dónde más iban a encontrarse en esta vida don Enrique y la Fideo? Inaceptables especímenes de su respectivo universo, cada cual a su dolida manera. Dónde si no era en este exacto lugar, último y límite, ubicado al margen de toda humana vanidad, iban a cruzar sus destinos la adolescente violada y beoda y el enano aristocrático y artista. Solo en el Copa Rota, desde luego, según las leyes centrífugas de la marginalidad.”

El personaje de Don Enrique es un Toulouse Lautrec latinoamericano.

Pg 232-233. Presentan a Don Enrique, un personaje artista y bohemio. Adornan mucho estos personajes. “y le perdonaban todo porque era artista y los artistas tienen derecho a inventar disparates y ser distintos a los demás”

Pg 241. La Machuca cuenta que Sayonara siempre le pedía que le leyera las mismas historias que eran siempre las de sus 3 mujeres favoritas: 
Ofelia ahogada, Juana de Arco en la hoguera, María Antonieta guillotinada y Policarpa Salvarrieta  y su fusilamiento.

Policarpa Salavarrieta Ríos (1795-1795) más conocida como La Pola, fue una heroína que espió para las fuerzas independentistas criollas durante la Reconquista española. Se le considera una heroína de la independencia colombiana. Fue ejecutada en la Plaza Mayor de Bogotá. Documental de 11 min 

Pg 260.  Historia del templo de la Diosa. Bien podía ser Isthar. El sexo como ritual sagrado en Mesopotamia. La vagina como puerta de entrada al mundo y a través de ella llegar a contactar con los dioses


Pg 285. El payanés comparte la comida con los soldados que los vigilan. Los guardianes de los privilegios de los ricos, pero que son de la misma clase social que los huelguistas. 

Siempre han existido este tipo de gestos de comprensión.



Pg 330. Otro resumen de sabiduría aplastante y funcional de Todos los Santos, hablando de su ahijada: “No hubo dos, sino tres mujeres en ella – Sayonara, Amanda y ella misma. Sayonara amó al Payanés, Amanda se casó con Sacramento, y ella sólo se quiso a sí misma”
Los 3 tipos de hombres posibles para una puta. Otro tanto de sabiduría de Todos los Santos:

Comentarios