EL PECHO EN LA HISTORIA DEL ARTE: Rapto de Europa, Tiziano (1562)

Rapto de Europa (ca. 1560-1562), Tiziano. Isabella Stewart Gardner Museum, Boston.

Hoy ha sido un privilegio. Recién llegada a Boston, con mi querido Dr. Manuel Parada hemos visto y respirado el Rapto de Europa de Tiziano recién restaurado. 



Europa, una joven fenicia de Tiro, estaba recogiendo flores cerca de la playa. Zeus se había enamorado de ella y tomó la forma de toro blanco para conseguir atraerla hacia sí. Así fue, Europa se acercó y al ver que era manso se montó en él. Zeus aprovechó y huyó al mar, así raptó a Europa y la llevó a Creta. Por este rapto recibió su nombre el viejo continente, que supone un ejemplo más dentro de las relaciones extraconyugales de Zeus, todas expresiones de su potencia generadora como principal divinidad del Olimpo.

Este ejemplar es probablemente el lienzo más notable que refleja este asunto. Hoy está recién restaurado para las exposiciones que se celebrarán en Madrid, Londres, Edimburgo y Boston. Ante él se midieron Rubens y el mismo Velázquez, quienes lo copiaron. Este último concretamente versionado en tapiz en Las Hilanderas.

En este caso de nuevo la mujer es el centro de la obra. Su parcial desnudez incide en la dramatización del rapto. Pero también se refuerza ese sentido sexual asociado a la belleza física de la joven que había cautivado al propio Zeus. Este discurso precisamente en las manos de Tiziano se lleva a su culmen, pues desde su juventud había sido el gran pintor de la carne hasta el punto de darle un realismo inédito para su tiempo. En esta obra de su madurez se aprecia el virtuosismo que alcanzó haciendo del dibujo color, del color luz, y de la luz mancha vibrante de vida.


El pecho femenino ha sido protagonista en múltiples obras a lo largo de la historia del arte. Poco a poco Laura María Palacios Méndez, nuestra colaboradora doctora en historia del arte, nos irá descubriendo sus muchos significados a lo largo de la historia. 


Puedes seguirla por Instagram. 

Comentarios