HILDEGARD VON BINGEN: La santa más sabia y prolífica de la cristiandad.

Una mujer que tocó muchísimos palos y fue buena en todos ellos. De haber sido tratada como sus homólogos genios polifacéticos masculinos, estaría a la altura de Leonardo Da Vinci - con el plus de haber nacido 3 siglos antes que él y ser mujer - pero no, nunca formará parte de los grandes nombres de los libros de biografías históricas porque en este mundo y durante toda la historia, ser mujer ha sido un visado sellado al ninguneo.

Nació en Alemania en el 1098, fue entregada a la religión como diezmo por sus familia a los 8 años. Llegó a abadesa, siendo la primera mujer capaz de fundar dos monasterios exclusivamente para mujeres religiosas con permiso papal para predicar. Vivió 82 años a pesar de una precaria salud desde la infancia, en una época donde la media de vida era de unos 40 años.
Retrato recogido de aquí

Brilla por sus tratados sobre física, filosofía, naturaleza, teología, botánica, lingüistica del medievo bajo y medicina.

Consideraba el arte una forma de comunicación con Dios y una forma de alegrar el alma en un mundo doloroso. 
Escribió poesía, pintó y escribió sus visiones divinas, compuso infinidad de partituras que se recuperaron en los años 70-80 del siglo XX, todas ellas audaces y adelantadas a su época. 
Desde pequeña tuvo visiones místicas, es por ello que en el s.XI una mujer podía escribir. Tuvo un permiso papal para que la enseñasen a escribir con el fin de que pudiese describir sus visiones. Tres tomos distintos escribió Hildegard sobre lo que veía y las profecías que Dios le confesaba. Es por ello que pudo dar órdenes a elevados cargos eclesiásticos y disponer a su antojo para su beneficio y el de su congregación.
Los libros de visiones son precursores en el arte de la ilustración. Son de los primeros que dejaban ver unas originales miniaturas cuya realización se hacía bajo la supervisión de Hildegard.


El arte, por considerarlo una forma de meditación y cercanía con lo sagrado, estuvo presente en sus conventos. Fue compositora de obras sacras, donde quería representar el sonido de sus visiones. 
Se habla de su obra Ordo Virtutum (uno de los primeros ejemplos de drama litúrgico) como una proto-opera. 

Fue la primera mujer feminista del continente y un icono lésbico. Escribió hace 1000 años sobre el orgasmo y el placer sexual femenino, describió a Dios con atributos femeninos. Convirtió las debilidades atribuidas a las mujeres de la época en autoridad y luchó por la equiparación de los sexos en cuanto al castigo por los pecados.

Con todo ello, no solo no la excomulgaron, ni tuvo grandes problemas con el clero en toda su larga vida, si no que en el siglo XV su nombre se incluyó en el martirologio romano y se instituye su fiesta el 17 de septiembre. La canonizan en 2012. 

Hoy, casi 1000 años después, sigue inspirando a nuestros contemporaneos:

Kenn Follet reconoce que el personaje de Caris de "un mundo sin fin" está inspirado en Hildegar Von Bingen.
Existe una película basada en su vida, llamada Visióncuyos diálogos están basados en sus escritos y cartas y la banda sonora son sus propias composiciones. Ese convento en la época debía ser visto poco menos que como una actual comuna hippie lésbica por muchos clérigos.

Toda su obra musical está grabada y es muy apreciada - puedes escucharla en la lista que dejamos - En 2007, Richard Souther, mezcla sus composiciones con música electrónica new age.



Comentarios

  1. Como compositora, Hildegard von Bingen puede entenderse mejor dentro del llamado "Renacimiento del siglo XII". En la música de iglesia, esto afectó dos niveles: la adición consciente de nuevas voces en un entramado polifónico y la ampliación del repertorio gregoriano con nuevas melodías y textos nuevos ("Cantad al Señor un cántico nuevo", fue la base teológica de esta renovación).

    Hildegard no escribió polifonías, pero se entregó con entusiasmo a la composición de esos "cánticos nuevos", todos a una sola voz. Los llamó "Symphoniae celestes revelationes", acaso para subrayar su carácter visionario, pero lo más probable es que el título respondiera a la idea medieval de que el ser humano no "crea" sino recibe o encuentra el cauce de su inspiración. Se conserva poco menos de cien de estas composiciones.

    En su música, Hildegard puede considerarse una "neogregoriana". El esquema modal, los intervalos y hasta los poemas y alabanzas que pone en música, incluido un vocabulario de su invención, tienen el primer cometido (aparente) de la novedad y el asombro. Pero Hildegard también está respondiendo a la severidad del canto llano cisterciense. Su música es proliferante, lo que la hace muy actual, aunque sus melodías tienden a parecerse, sin que, cuando es correctamente interpretada, suene nunca monótona o previsible

    Martín Baigorria Castillo
    grupo de facebook "Música y arte para siempre"

    ResponderEliminar
  2. Un comentario bastante absurdo... Hildegard es DOCTORA de la iglesia católica, algo que SOLO se reconoce para 36 personalidades de la iglesia y entre ellas hay TRES mujeres: Hildegard, Santa Catalina de Siena y Santa Teresa de Ávila

    Raúl Hernández Garrido
    grupo de facebook "Embajada Cultural"

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los blogs se crecen con cada comentario. Gracias.