Análisis. Sueños en el umbral

Esta es la historia de la infancia de la autora - la niña que entonces era Fátima Mernissi, se dedica a analizar el concepto de harén. A través de preguntas a sus mayores y de observación de las fórmulas y actuaciones de cada mujer de su vida y su entorno, nos va dando datos sobre una investigación que no llega a concluir por compleja y personal. 

Esta novela habla de los límites y las fronteras. De la valentía para cruzarlas o ampliarlas. De la mente y como se instala en ella la cultura, haciéndonos creer (a veces) que las limitaciones son inamovibles. Nos habla de la vida familiar en casas comunes, la poligamia y la clausura de sus mujeres por su seguridad y de cómo cada mujer es un mundo aunque su propia familia quiera tratarlas a todas por igual.

¿De qué color será la mañana en las calles desiertas y silenciosas?... en un harén las preguntas se hacían para entender lo que te pasaba, no para recibir respuestas.


Fotografía recogida de aquí
Comenzamos por la ambientación musical, así podéis leer esta post con música de fondo de atrezzo para entrar en el mundo árabe. 
Umm Kultum la señora de la canción árabe
La Música protagonista que acompaña en los patios del harén a las mujeres de la historia, cuando los hombres no están y encienden la radio. 
Fue la cantante más conocida y reverenciada en el Mundo Árabe entre los años 40 y los años 60, época en la que está ambientada la novela. Sus álbumes figuran entre los más vendidos en el mundo (unos 200 millones de ejemplares en total), en su mayoría en los países árabes
Umm Kultum demostró desde pequeña tener un gran talento para cantar, de modo que cuando tenía 12 años, su padre la disfrazó como un chico joven y la introdujo en una pequeña actuación que él dirigía. Cuatro años después se fijaron en ella, el cantante Abu l-Ala' Muhammad y un famoso intérprete de laúdZakariya Ahmad, y le pidieron que les acompañara. Esperó a tener 23 años para aceptar su invitación; mientras tanto actuaba como un chico en pequeños teatros.

Hemos realizado una lista de escucha de canción árabe para acompañar la lectura de esta maravillosa novela de Fátima Mernissi. Síguenos en Spoti



La pequeña Fátima, tiene dos harenes de referencia. Donde ella vive con su familia paterna en la ciudad de Fez (Marruecos) y donde viaja en verano a visitar a su familia materna, un harén en la naturaleza, sin muros. Los dos son harenes, pero cada uno tiene sus normas y fórmulas.
¿Que une la granja en campo abierto de la abuela Yazmina y el harén de Fez? No se parecen en nada.

A menudo las primeras noches que pasaba en la granja de Yasmina no podía conciliar el sueño, porque allí las fronteras no eran lo bastante definidas. Allí no había puertas cerradas sino campos llanos e inmensos donde crecían las flores y por los que vagaban pacíficamente los animales. Pero Yasmina me explicó que la granja era parte de la tierra original de Alá, que no tenía fronteras, sólo vastas extensiones sin barreras ni límites y que yo no debía tener miedo. Pero ¿Cómo caminar yo por el descampado sin que me atacaran?

Esta es la forma. El miedo siempre empobrece al ser humano. Ceder nuestra libertad a cambio de seguridad, es el gran trueque de las culturas y las sociedades para tener a los individuos más controlados …. tanto es así y tan inconscientes somos de ello, que cuando nos sentimos libres tenemos miedo,
Las barreras están en la mente.

Reflexiones sobre la igualdad y la justicia que predican todas las religiones, qué las grandes esferas del poder religioso se han encargado de atrofiar. Es común en todas las grandes religiones que quienes ostentan el poder de interpretar las sagradas escrituras hacer creer que los dioses quieren para nosotros lo contrario de lo que en realidad dicen esas escrituras en las se basa la palabra de Dios.


La desigualdad se establece a fuerza de ley y la desigualdad es bestial entre sexos, pero también lo es entre mujeres y esa es la base de la competencia entre las distintas mujeres que conviven en un harén dominado por un hombre.


¿Somos musulmanes o no? Si lo somos, todo el mundo es igual, Alá así lo dijo y lo predicó su profeta. Yasmina me decía que nunca debía aceptar la desigualdad, porque no era lógica. 


Esta desigualdad es la base por la que en la novela nos narra episodios de sororidad entre mujeres y episodios de competencia entre ellas. Las injusticias sacan lo mejor y lo peor de los seres humanos. 
Las primeras mujeres de los hombres del harén, por cultura, son las más poderosas del harén. Estas primeras mujeres son los elementos que más velan por que la tradición se cumpla (puesto que Alá así lo quiso), detrás de ello lo que hay es una necesidad de mantener sus privilegios sobre las demás. La historia de las injusticias sociales siempre fue así, se sostienen a fuerza de que algunos oprimidos se sientan privilegiados y ejerzan opresión sobre otros oprimidos, mientras el opresor verdadero no tiene que esforzarse demasiado para que el orden se mantenga.

Sobre la poligamia
La poligamia constituye una violación del principio de igualdad entre hombres y mujeres según la Declaración Universal de Derechos Humanos. El Corán permite la poligamia a los hombres, mientras que para las mujeres es pecado.

Personajes:
En el elenco de personajes que Fátima Mernissi nos muestra, todos ellos parte de su familia, hay una muestra de todo tipo de población marroquí.

  • Una familia (la paterna) de buena posición económica y de ciudad. 
  • La otra (la materna) rural. 
  • En los harenes de las dos familias hay varios personajes acogidos por estar en posiciones de desprotección por su condición social (esclavas adoptadas, viudas acogidas).
  • Las primas jóvenes, soñadoras con ansias de libertad y cambio. Aborrecen la tradición por contraste a sus sueños de mujer liberada.
  • Las Lallas, o primeras mujeres de los hombres de la casa, que son las guardianas de la tradición.
  • Las mujeres de mediana edad. Unas más próximas a los sueños de las jóvenes y las promesas de cambio. Otras más cercanas a seguir la tradición.
  • Los hombres mayores. Tradicionalistas por querer guardar su cultura de la colonización francesa.
  • Los hombres jóvenes. Cultos y afrancesados, pero a caballo entre la colonización cultural y las nuevas ideas políticas de apertura y salvaguardar su propia cultura.
  • El primo Sahid. El único niño de la edad de Fátima. En la infancia compañeros inseparables, que van entrando en universos impermeables con el acercamiento a la pubertad. Siendo el cada vez más parecido a la idea de hombre y ella más afín a la idea de mujer. 
  • De entre todo el elenco de personajes, me detengo en la abuela Yasmina. 

Analfabeta y sabia Yasmina.
La abuela Yasmina es sin duda mi personaje favorito. Los capítulos en los que ella es protagonista se leen con una sonrisa. Es analfabeta y vive en un harén rural. Disfruta de una posición privilegiada dentro del harén que habita. Su reveldía juguetona y natural y su alta dosis de humanidad hacen que sea un eje de sororidad entre las mujeres que habitan la granja y que tenga la simpatía del abuelo.
Disfruta de una sabiduría tranquila. La que le dan los años y vivir en comunión con la naturaleza.
La naturaleza es la mejor amiga de una mujer, decía a menudo. Si tienes problemas, nada en el estanque, tiéndete en un prado o contempla las estrellas. Así cura una mujer sus miedos. 


Esta es una novela que abre tantas puertas mentales sobre la cultura árabe que dejo muchos post que tienen que ver sobre el mundo árabe y la mujer. Dejo referencia de ellos:

Comentarios