SHEREZADE: El mito feminista islámico

Con la lectura de "Sueños en el umbral", abrimos un espacio para la investigación sobre el papel de la mujer en la cultura tradicional islámica. Es la propia Fátima Mernissi (autora de la novela), quien nos trae las siguientes reflexiones sobre Sherezade, Las Mil y una noches y la manipulación de los personajes y los cuentos para el entretenimiento en Europa.  
Las fábulas orales, custodiadas durante muchos siglos por las mujeres en los harenes, narraban historias donde hombres y mujeres estaban a menudo en pie de guerra, y que el sexo más inteligente rara vez era el que la autoridades religiosas habrían escogido. Si las leyes musulmanas otorgan a los hombres el derecho de dominar a las mujeres, en las fábulas orales sucede justo lo contrario.

Ballet Sherezade


Fatima Mernissi
Estando en París, Fátima Mernissi tiene la oportunidad de asistir al ballet  Sherezade  y queda horrorizada con la puesta en escena de esa protagonista pusilánime y sexualizada que tan lejos está del icono feminista que es Sherezade en la cultura árabe. 

Esto la lleva a estudiar y escribir sobre ella, para liberarla del machismo occidental y devolverla a su lugar de partida.
    LSherezade del ballet europeo bailaba provocativamente. Se cosificaba ante su rey. Si la Sherezade de Las Mil y una noches hubiese sido como la describen los occidentales, hubiese sido decapitada a la mañana siguiente de contraer nupcias con el violento rey Sahriyar. 

   


La historia de Las Mil y una noches. 

Comienza la narración con un episodio trágico de adulterio y un crimen vengativo. La mujer del Rey Sahriyar, le es infiel - la descubre teniendo sexo con un esclavo negro al que introduce en el harén vestido de mujer. -  Sahriyar deshonrado mata a la mujer y al esclavo y promete vengarse de esta ofensa matando a todas sus mujeres, muertas no tendrán jamas la posibilidad de deshonrarlo. Su modus operandi: desposar a una mujer cada noche y decapitarla al amanecer.

Ha matado a muchas (casi no quedan mujeres en el reino) y las tensiones con la población son exageradas, cuando Sherezade decide voluntariamente casarse con él para intentar devolver la paz a su pueblo.

Son muchos los aspectos feministas de Las Mil y una noches, - la historia general, muchos de los cuentos que son contados cada noche al rey, tocando aspectos distintos de la vida en sus moralejas - pero quiero poner en valor que Las Mil y una noches es una recopilación de cuentos populares islámicos trasmitidos por las mujeres desde tiempo inmemorial. 

En el islam, como en la mayoría de las culturas, las mujeres son las dueñas y custodias de la tradición oral. Era en los harenes donde los cuentos tomaban las horas, como pasatiempo y enseñanza de unas a otras. 

Durante años las élites culturales se burlaban de Las Mil y una noches. Lo consideraban cultura del populacho sin ningún valor, cuentos orales de las masas incultas, donde “populacho” “masas incultas”  significaba “cosa de mujeres”

Mujeres en el patio del harén, imagen recogida de aquí
    
    Observa Fátima Mernissi que es posible que las élites culturales islámicas (masculinas por supuesto) tuviesen tanta enquina hacia Las Mil y una noches , porque la tradición oral femenina no ocultaba de ninguna manera que Sherezade quería persuadir al Rey para que deje de hacer lo que su voluntad le dicta, para hacer lo que ella quiere que haga. 

    En Las Mil y una noches de la tradición oral islámica, cada cuento es un canto a la mujer como agente civilizador y político


Metáforas asociadas a los personajes principales en Las Mil y una noches. 

Scheherezade, por  Sophie Gengembre Anderson,

  Sherezade.

    Es una heroína política y una libertadora el pueblo y de las mujeres. Un símbolo para los oprimidos, una pacifista  altamente capacitada. Para hacer cambiar de opinión a un criminal con gran poder hacen falta 3 actitudes que Sherezade encarna:
    -   Ser poseedora de una gran cultura. En las 1001 noches no se describe físicamente a Sherezade en ningún momento, pero si hay pasajes completos que hablan sobre su gran conocimiento enciclopédico y sus lecturas.
    -   Una gran dosis de psicología y de empatía. Los primeros 6 meses el rey Shariyar ni siquiera le dirige la palabra. Ella tiene que generar sus estrategias solo leyendo sus gestos para seguir manteniendo su atención. 
    -   Saber controlar el miedo. Al menos lo suficiente como para poder seguir pensando con claridad y que el agresor siga pensando que ella sabe lo que hace.


El Rey Sahriyar.    
Encarna el poder absoluto y despótico. La incapacidad para la empatía del poder con el pueblo llano. Encarna la violencia por la violencia para ocultar sus propias frustraciones.

La historia de Sherezade es la historia de una mujer indefensa que utiliza su superioridad intelectual para desafiar la barbarie de un hombre poderoso, modificando el equilibrio de las fuerzas poco a poco, no por el afán de ganar una lucha cuerpo a cuerpo, sino para rehabilitar la justicia social para todo un reino.

Cuando en occidente se cosifica y sexualiza el papel de Sherezade. Se simplifica y banaliza esta compilación milenaria de corte feminista y convierte una compleja historia, en un tópico machista.

Sherezade la estratega.
    Sherezade en el feminismo árabe es un mito político, pues no solo se salva a sí misma, sino a todo su pueblo de la crueldad de un rey absoluto al que consigue redimir de su cruel conducta. 

    El rey renuncia en poco tiempo a su plan de decapitarla. Con sus cuentos logra que el rey reconozca que era una equivocación estar tan enfadado con las mujeres. A base de cuentos, Sherezade transforma la psiquis de Sahriyar. Liberando a todo el reino de su despotismo.

-   Con cada cuento Sherezade intenta demostrar al rey, de una forma encubierta, lo absurdo que es esperar que las mujeres obedezcan cuando la desigualdad se impone como fuerza de ley.  
    
    Después de 6 meses de cuentos, el matrimonio comienza a comunicarse. El rey reconoce lo que encarna Sherezade y ella deja de temer a Sahriyar. Los dos siguen siéndola encarnación de las metáforas que antes presentábamos, pero con el florecimiento de la comunicación abren la puerta a la metáfora más potente: el entendimiento y el bienestar solo se producen cuando los seres humanos nos reconocemos unos a otros y nos comunicamos desde el respeto y la capacidad empática. 
    
    El rey Sahriyar admite de manera oficial que odiar a las mujeres es una enfermedad y que todo hombre debía emplear el diálogo y no la violencia. 
    
Sherezade. Ilustración de Gordana Todevska
    Por todo ello Las Mil y una noches son un símbolo de triunfo de la razón sobre la violencia. El triunfo del débil sobre el fuerte y de la creatividad como única posibilidad de generar puentes que debiliten al poder. 

    Dice Fátima Mernissi, para enfatizar todo lo dicho: Sherezade sobrevivió porque demostró ser una superestratega. Si se hubiese desnudado al estilo de las odaliscas de Matisse, y se hubiera tumbado indolente en el lecho del furibundo rey, la habrían matado a la mañana siguiente a la boda, porque lo que ese hombre buscaba no era sexo, sino una psicoterapeuta”


La gran Odalisca de Ingres
-   
Odalisca de Matisse

¿Porqué nos llega deformado este mito a occidente?
-   En 1704 se transcribe por primera vez Las Mil y una noches al francés por un diplomático. Esta transcripción lo lanza a la fama. En esta transcripción occidental se extirpa a Sherezade toda su función liberadora y política y se la degrada a ser una proveedora de diversión para los sentidos, con poco intelecto.

    Esta versión simplista - madre de las siguientes traducciones al Alemán, al inglés, al holandés, al danés, al ruso y al belga - es la causa por la que el mundo occidental conoció una Sherezade sexualizada y sin profundidad, que volvió locos de morbo a los hombres cristianos.
    En aquellas traducciones no había rastro de la Sherezade intelectural, porque las únicas cosas que interesaban a los occidentales eran las aventuras y el sexo. Limitaban la forma de expresión femenina a los vestidos ligeros y las danzas, que desviaban la atención del lector del tremendo diálogo que se producía entre ambos sexos. Por eso era imposible encontrar en las Las Mil y una noche occidentales el pasaje sobre el Samar*, donde la voz quebrada de una mujer asustada, habla en medio del silencio profundo de la noche con un hombre inseguro y atormentado. 

   Hubiese sido mejor que la Europa del s. XVIII hubiese paliado su interés por las aventuras orientales con Simbad, Aladino o Alí Babá, dejando a Sherezade a un lado para no convertirla en carne.



*Samar. Su significado literal es conversar durante la noche. Con matices culturales para los amantes. “Samar es una de las muchas palabras árabes cargadas de sensualidad: tan solo significa conversar durante la noche. Pero conversar en voz queda en medio de la penumbra puede estimular sensaciones increíbles de los amantes. Y si hay luna se logra un Samar perfecto. […] Entre las sombras de las noches con luna el diálogo entre un hombre y una mujer, tan dificultoso durante las horas del día, se convierte en algo posible. La confianza entre los dos sexos tiene más posibilidades de florecer cuando se desvanece el orden diurno, propenso a los conflictos. Con esta esperanza es con la que se cultiva el Samar. “



Poder civilizador de las mujeres hecho real y viral. Marcha por la paz de 2016, donde más de 4000 mujeres palestinas e israelíes de religiones católicas, musulmanas y judías marcharon para tender puentes por la paz entre sus pueblos. 




Entrada basada en el ensayo  de Fátima Mernissi  
"El Haren de occidente". 

Comentarios

  1. Las Mil y Una Noches es un libro que he leído varias veces, dentro de poco volveré a hacerlo. Si, la verdad es que son historias sorprendentes y de una gran sabiduría. Por supuesto, Sherezade es la heroína, una mujer llena de conocimiento y valentía... Bien podría ser ejemplo en estos tiempos tan caóticos!

    Maite Esteve Santos

    ResponderEliminar
  2. Y ademas, siempre narra sus cuentos acompañada de su hermana menor Dunyazad. Cuando acaban las 1.001 noches, Ella le muestra al sultan los hijos nacidos en ese periodo como muestra de su fidelidad, el acepta su amor y casan a la hermana menor con el hermano del sultán, de costumbres muy parecidas.

    Justo Segura

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los blogs se engrandecen con cada comentario. Gracias.