ANNIE SPRINKLE del porno al posporno (y tiro porque me toca)

Annie Sprinkle es el nombre artístico de Ellen Steinberg (Arizona 1954). Bebió de la libertad sexual del movimiento hippie de los años 60-70 en EEUU. En 1972 Ellen Steinberg vivía en una comuna y vendía palomitas en los cines en los que en ese momento se proyectaba la mítica película ponográfica Garganta profunda. En esos primeros momentos del porno, las películas X se proyectaban en cualquier sala, lo cual generó una oleada de juicios por el cierre de las salas de cine que proyectaban pornografía por "inmoralidad".


fotografía actual de Annie Sprinkle recogida de aquí

Esta batalla legal contra el porno hizo que la futura Annie Sprinkle tuviese que prestar declaración en continuados juicios (testimonios de "palomitera") que a lo tonto dieron un giro inesperado a su vida. Prestar declaración en esos juicios la hizo coincidir repetidas veces con Gerald Damiano, el director de la película Garganta profunda, con quien mantuvo una relación y empezó a trabajar en la industria del sexo, grabando varias películas.


En 1981, la ya consagrada y segura estrella del porno Annie Sprinkle monta su propia productora y se dirige a si misma por primera vez en una cinta llamada Deep Inside Annie Sprinkle, donde rompe con los estereotipos del cine porno de la época. En los primeros segundos de este enlace podemos ver algunas escenas de esta película.

"habla directamente a cámara, a un público que deja de ser tratado como voyeur, y narra su vida, desvela su nombre legal, muestra fotos de su familia. Deconstruye así el fetiche de actriz porno lejana y sumisa a un guión. Detalla verbalmente los mecanismos del tan ignorado orgasmo femenino mientras se muestra a si misma proporcionándose climax múltiples con un vibrador."


Esta fórmula Sprinkle, que pone el foco en la mujer-persona como agente gozoso de su sexualidad, fue la tónica en su obra fílmica en los años 80, pero su espíritu inquieto la llevaba a seguir explorando nuevos campos e ir más allá en la búsqueda de actores y actrices, los argumentos y los objetos de placer. En esta década también dejó de hacer cine únicamente y comenzó a actuar en teatros y salas como una estrategia de educación sexual.
Con la crisis del SIDA, sus películas se convirtieron en las adalides de la pornografía del sexo seguro, el uso de profilácticos en la industria del porno estaba (y lo sigue estando) "mal visto".

"La sexualidad es simultáneamente un terreno de restricción, represión y riesgo, así como también de exploración, placer y acción"

En los años 80, se vivió una oleada de feminismo antipornografía en EEUU, que abogaba por la prohibición y que tuvo gran aceptación por parte de los conservadores del gobierno. Para contrarrestar esta corriente feminista hubo otro feminismo pro-sexo que hizo fuerza para evitar la censura. Por supuesto Annie Sprinkle se involucró con esta corriente yendo más allá en su hacer como activista feminista pro-porno.

"a los 30 años fui a la universidad y tomé una clase de estudios de género, y aprendí lo que realmente era el feminismo. También es ese tiempo, la idea de feminismo positivo con el sexo apareció como respuesta al feminismo anti-porno, en el momento que oí el termino feminista  pro-sexo o feminista pro-porno, me convertí en feminista"


En los años 90 siguió experimentando en la linea del performance y la escénica. Comenzó sus estudios universitarios de sexología y dio vida a su espectáculo mas emblemático es Public Cervix Announcement,  donde de la forma más natural y didáctica expone su cervix a la mirada de cualquier curioso. Este espectáculo da una vuelta de rosca a esa linde que exploró en sus primeras cintas como directora, evidenciando a la mujer como ser sexuado. En este espectáculo, la exhibición de las profundidades del sexo femenino tienen mas que ver con la divulgación científica in situ e in visu, que con la acalorada sexualidad que se pueda prejuzgar de dicho acto - sobretodo viniendo de un consagrado icono del porno. 
En Public Cervix, Sprinkle, habla y saluda al espectador que tiene que situarse entre sus piernas con una linterna para  visualizar sus genitales internos, mientras el resto del público disfruta de un metaespectáculo que rompe con los estereotipos y se desexualiza a fuerza de enseñarlo todo.


fotografía de 1990  recogida de aquí
En 1991 acuña el término posporno en su autobiografía reivindicativa y política Post Porn Modernist" para definir con este, por entonces, nuevo término, lo que ella hace en sus espectáculos y películas “Posporno es un material sexual explícito, que no es necesariamente erótico, suele ser más irónico, más político, más experimental, más espiritual, más feminista, más alternativo, más intelectual que el porno. El posporno también está hecho para excitar, pero no únicamente a los hombres, y también está hecho para pensar, experimentar, dialogar.” 

En 2002 se doctoró en sexología y ello la llevó a seguir con más fuerza su misión divulgadora montando consultorios sexuales callejeros gratuitos, haciendo educación sexual especializada para prostitutas, a la vez que aprovechaba su fama para hacer activismo por la desestigmatizar las trabajadoras sexuales y luchado por legislar sobre prostitución de una forma mas justa.



Hoy trabaja en espectáculos y performances con su amante y esposa, la artista y profesora universitaria Elizabeth Stephens. Ellas, decidieron casarse en 2005 para hacer uso del seguro médico de Beth cuando Annie tuvo cancer de pecho. Las dos hicieron de esta enfermedad un performance vivencial donde poner en evidencia el envejecimiento y la degradación de los cuerpos en Quimio-Fashion Show

“Tener cáncer nos hizo pensar acerca del medioambiente y la polución y acerca de cómo tanta gente tiene cáncer. Así que devinimos en activistas mediombientales enseguida. Al principio fue acerca de cuidar a la gente, pero después se transformó en cuidar también de la naturaleza, los animales, el agua,…”.

Una vez superado el proceso de cancer, la pareja reajusta sus espectáculos, acciones artísticas y divulgadoras a la nueva realidad de sus cuerpos y de su sensibilidad ecológica. Acuñando el concepto ecosexo, que, desde mi punto de vista, tiene gancho en el mundo del marketing y aprovecha la carrera de Annie en el mundo del sexo, pero que en realidad esconde algo tan místico y ancestral como la visión de la sexualidad que se tenía en las culturas ancestrales y lo hace más atractivo para quienes nunca hayan pensado en el planeta como un todo (La madre Tierra).
En su espectáculo Sexecología guarra. 25 maneras de hacer el amor con la Tierra  la pareja habla de la madre tierra como una amante a la que hay que cuidar y amar. 


Fotografía recogida de aquí
Hace dos años Sprinkle y Stephens hicieron parada en Barcelona con su nuevo espectáculo Silver Wedding, la última de una serie de 7 bodas rituales trivales con la madre tierra. Cada uno de estos 7 espectáculos ha sido asociado con un color, un chacra y un elemento esencial de la composición del planeta.
Silvia Rubí, recogida de aquí

Dejando a Sprinkle a un lado y cogiendo la onda del posporno o porno periférico (el que visibiliza lo que no es normativo en la industria pornográfica) traemos a la palestra a Silvia Rubí, actriz, productora, directora y realizadora porno, cuyo video por la educación sexual a través de una nueva cultura del porno se hizo viral hace unos años. 
En una sociedad sin educación sexual, el porno es la ventana en la que los jóvenes aprenden. En el salón erótico anual de Barcelona, desde el 2018 proliferan los mensajes feministas como este de Silvia Rubí sumándose a la propuesta que ya lanzó Annie Sprinkle en los años 80  “Si no os gusta el porno que hay, poneros a hacer el porno que os guste”. 

















Fuentes:


Comentarios

  1. Tengo una duda , ¿que tiene que ver con el grupo? ¿Fue alumna de la escuela de Atenas?

    Jorge Castro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ver con la temática de la última novela que hemos leído en el club y la reconocemos por ser una mujer rompedora.

      Eliminar
  2. Que bien que pones este reportaje. Esta historia me encanta y he usado vídeos de ella (de su etapa de activista del placer) para mis talleres de Sexualidad.

    Maria G. Santini

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los blogs se engrandecen con cada comentario. Gracias.