La madre española del trabajo social: Concepción Arenal (1820 - 1893)

Nacida en El Ferrol, Concepción Arenal fue coetánea de las principales figuras del Trabajo Social. Una nueva profesión donde la mujer tenía poca presencia - quitando algunas labores de caridad hechas voluntariamente. - 
Ya desde muy pequeña puso interés por el estudio documental y por la observación empírica.

Las raíces del pensamiento y la obra de Concepción Arenal se encuentra en pioneras anglosajonas junto a Dorothea Lynde Dix, ElizabethFry y los Fliedner. Con todas ellas compartía su interés por intervenir en la realidad penitenciaria.

 
Ilustración de Concepción Arenal, recogida de aquí
Lectora infatigable, aprende varios idiomas por si sola, es la primera mujer que entra en la universidad española aunque tenga que hacerlo de oyente y disfrazada de hombre (Facultad de Derecho).

Escribe La Beneficencia, la Filantropía y la Caridad1861, un texto sobre la beneficencia y la legislación española desde los romanos hasta el siglo XIX, la liberación de la culpa de los pobres así como de los distintos métodos y medios para salir de la pobreza.
Sus obras abarcan una temática muy heterogénea. Mostró gran interés por los presos y las reformas penitenciarias (al igual que Dorothea Lynde), la nombraron visitadora de prisiones de mujeres, implicando a las señoras coruñesas en la enseñanza de las presas.
Al mismo tiempo, realiza más de 400 entrevistas cualitativas a las presas obteniendo una gran información de la situación en la que se encontraban.

Ilustración de Laura Rivero
En “Cartas a los delincuentes” 1865, realiza un gran estudio acerca de las consecuencias psicológicas de la pérdida de libertad. Realiza críticas a la propia administración, así critica que se construya la Cárcel Modelo de Madrid, sin que se diferencie lo correccional de lo preventivo. Sus alegatos sobre el sector penitenciario fueron recogidos en sendos congresos penitenciarios internacionales como el de Londres, Estocolmo, Roma o San Petersburgo.

Durante la III Guerra Carlista, participa en los servicios sanitarios desarrollados por la Cruz Roja. Esta violenta experiencia vital, la lleva a publicar una serie de obras en las que aboga por la paz y la necesidad de llegar a la misma.

Participó en la creación de viviendas obreras - viviendas que en un futuro podrían ser de la propiedad de los inquilinos - en lo que llamó “Constructora Benéfica”.

Podemos decir que Concepción Arenal fue la única española que asumió el espíritu reformista y ayudó sobremanera en el desarrollo de la puesta en marcha de la nueva profesión que acabaría llamándose trabajo social.

Si os apetece conocer mejor a esta gran mujer os dejamos un listado de obras que puedes encontrar en tu biblioteca:
  • Concepción Arenal, visitadora de cárceles. Película biográfica 
  • El pensamiento de Concepción Arenal. Tratado de Ana Castro Antonio
  • Concepción Arenal 1820-1893: Estudio biográfico documental. María Campo Alange
  • El pensamiento vivo de Concepción Arenal. Mª Teresa Fernández de la Vega con prólogo de Blanca Estrella Ruiz
  • Concepción Arenal: la caminante y su sombra. Anna Caballé


Comentarios