FLORENCE FOSTER JENKINS, la peor soprano de todos los tiempos.

Florence Foster Jenkins ( 1868-1944). Excéntrica y adinerada soprano estadounidense, que dedicó su vida y gran parte de su patrimonio a elevar la música. Comenzó a estudiar piano siendo muy pequeña y destacó en este ámbito. 
Al crecer quiso seguir con su carrera musical pero a pesar de no tener problemas económicos, su padre se opuso. Florence, que estaba decidida a vivir por y para la música huyó de la casa familiar con su amante, por el cual contrajo la sífilis lo que la mantuvo con problemas de salud toda su vida. En estos años Florence Foster Jenkins se ganó la vida dando clases de piano, hasta que una herida en la mano derecha le impidió seguir con esa actividad.
Como no hay mal que 100 años dure, con la muerte de su padre se convirtió en heredera de una gran fortuna que le abrió las puertas a hacer lo que le viniera en gana. Ese fue el golpe definitivo para que esta amante de la música en todas sus vertientes llegase a ser la peor soprano de todos los tiempos.


Antes de seguir, quiero dejar una grabación -si, grabó varios discos - de la famosa aria  "La reina de la noche" de la Flauta mágica de Mozart, para que os hagáis una idea de los niveles de excentricidad y desanclaje al que os expongo con este post. 
Se convirtió en una de las mecenas de la escena musical del momento, siendo sus grandes aportaciones económicas las que contribuyeron a que nadie la sacase de su delirio de diosa de la canción lírica. 
Ella nunca fue consciente de lo malísima vocalista que era, dejando para la posteridad famosas frases como "estoy preocupa por esa última nota", pronunciada durante una grabación. 

A sus conciertos solo asistía público invitado, lo que hacía más fácil seguir manteniendo la ilusión de gran artista de esta mujer. 
Se hizo muy popular. La gente se volvía loca por conseguir una invitación para sus espectáculos - que además de su obvia falta de ritmo y oído, incluían unas puestas en escena a la altura de sus cualidades vocales-.  Sus espectáculos solían acabar con "Clavelitos" de Quinito Valverde, que cantaba con mantón y peineta arrojando flores al público (se dice que en un punto álgido de entusiasmo por el baño de masas, llegó a arrojar la cesta al patio de butacas)

La historia de esta singular mujer ha dado para hacer 2 largometrajes sobre su vida - dejamos los trailer - en los que queda retratada de una forma tan excéntrica como amable, porque Florence Foster Jenkins cantaba fatal, pero ponía en ello toda el alma. 





















Para saber más:

Comentarios

  1. ¡Gracias mil por este descubrimiento! ¡Me tiene fascinada!
    Gema Ros

    ResponderEliminar
  2. Personajazo.
    Escribí un artículo sobre ella hace un tiempo. La peli es bastante buena y fiel a la historia: https://elestadomental.com/diario/florence-foster-jenkins-o-el-arte-de-lo-peor?fbclid=IwAR0BuFbIDWW6zgh69hET0peuCJfbD4wOwymBE_nIZqcZE9JcEb5210R0TwI

    David C. Williams

    ResponderEliminar
  3. Juan Antonio Cebrián le dedicó también un Pasaje de la Historia estupendo en la Rosa de los vientos. (Seguro que si a alguien le interesa puede encontrar el podcast).

    Marta Martinez Garcia

    ResponderEliminar

Publicar un comentario