OLIVIA SABUCO DE NANTES. La albaceteña que revolucionó la medicina y la filosofía en el s. XVI.

Hoy os traigo a una gran señora de la tierra (me da mucho gusto presentar a Castellanomanchegas revolucionarias en este espacio): Oliva Sabuco de Nantes.

Litografía de Olivia Sabuco usada en nuestro perfil de instagram. Donde
colocamos las gafas true life a las mujeres que mencionamos.

Olivia Sabuco, nació en el seno de una familia judía en 1562 en Alcaráz (Albacete). En 1587 escribió un completo tratado de medicina llamado "Nueva Filosofía de la Naturaleza del Hombre, no conocida ni alcanzada de los grandes filósofos antiguos: la qual mejora la vida y la salud humana". En este tratado, Olivia Sabuco, fue la primera persona en el mundo en hablar del uso de mascarillas (o lo que ahora llamamos mascarillas) para evitar que unos cuerpos infectasen a otros cuerpos a través del aire respirado, cubriendo nariz, boca y ojos. Estas palabras de Olivia Sabuco se escribieron un siglo antes de que los médicos venecianos comenzaran a llevar sus máscaras de pájaro para evitar el contagio de la peste. Comienzo por este dato, casi ridículo si analizamos la mente de esta gran mujer adelantada a su tiempo, por la curiosidad que supone en estos momentos de pandemia mundial.
"Nueva Filosofía de la Naturaleza del Hombre" recoge el pensamiento de esta albaceteña con respecto a los cuidados del ser humano para evitar problemas en cuerpo y alma. Algunas de las reflexiones que recoge en este tratado se refieren a lo que hoy llamaríamos musicoterapia. Habla de los problemas médicos que puede causar la soledad, del poder sanador de la amistad...
Olivia Sabuco, en el siglo XVI, promovía una forma integral de reconocer al ser humano, donde cuerpo y alma estaban unidos en la salud y la enfermedad. Algo que la medicina tradicional desunió y que los avances científicos del s. XXI, reconocen como hábitos saludables.

Afortunadamente alguna copia llegó a nuestro tiempo y los nuevos estudios feministas - herstory o herstoria (en castellano) - han hecho que se desentierre su nombre y se reedite su trabajo.
Como es común con las obras brillantes llevadas a cabo por mujeres, la opinión pública - que consideraba a la mujer poco capaz intelectualmente - acababa atribuyendo los méritos de la autoría a un varón cercano a ella. En este caso el afortunado perceptor de la valía de Olivia Sabuco (que entonces tenía tan solo 25 años) fue su padre, boticario bien posicionado en la sociedad del momento. En palabras del filósofo José Biedma: "En tiempos mas recientes se ha pretendido sustraer a doña Oliva la maternidad de la Nueva Filosofía para dársela a su padre, el bachiller Sabuco, con el peregrino argumento de que tanto talento resulta inconcebible en una mujer".

En el momento actual hay quien defiende la hipótesis de la transmisión de autoría de hija a padre, como forma de protección ante la Inquisición, puesto que el tratado de Olivia se hizo famoso entre sus cohetaneos y era cuestión de tiempo que la Inquisición comenzase a hablar de brujería.



Hoy cinco siglos después, Oliva Sabuco se ve reconocida formando parte del repertorio de Castilla-La Mancha que recoge todo el talento femenino injustamente aparcado por la historia y por la Real Academia de la Historia, que concluye que Oliva Sabuco y su Nueva Filosofía es "un referente significativo de la cultura española renacentista".

Algunas pistas para seguir a esta gran mujer en la actualidad:
En 2007, se filmó el thriller "La habitación de Fermat" en un momento de la película se hace un guiño a esta erudita. En la escena unos matemáticos se enfrentan a complejos problemas de lógica. Todos ellos usan como pseudónimos, la mujer matemática se hace llamar Olivia Sabucco.


El padre del escritor José María Merino, guardaba en sus estanterías un libro que  disparó el interés del escritor por Oliva Sabuco.
«Era el más antiguo de mi casa, una edición de 1728 por la que mi padre tenía un enorme aprecio», explicaba Merino en la presentación de su novela "La Musa décima". Descubrió luego que la joven escritora aparecía en la antología de personajes oscuros de la Biblioteca de Autores Españoles que se publicó en la República. Este es el caldo de cultivo para esta novela de 2016, donde Olivia Sabuco de Nantes juega un papel primordial.




Referencias:

Comentarios