Las Trementinaires o las mujeres del bosque.

Hace unos días fue el Día Internacional de los Museos. La concepción de lo que es la cultura y los museos, heredada del sistema patriarcal en el que vivimos, nos hace pensar únicamente en los grandes museos de presupuestos millonarios. 
Esa imagen mental saca de foco a miles de museos pequeños, que en la modestia y la humildad de lo que quieren contarnos son ninguneados y son abandonados a su suerte por las administraciones. Muchos de ellos viven sobre todo por las asociaciones de personas que creen en su importancia y los cuidan y miman dándoles voz.


Hoy os traigo una curiosidad de ese rincón silenciado del mundo de los museos: el museo de las Trementinaires del Valle de la Vansa y Tuixent en Cataluña. 



¿Quienes fueron las Trementinaires?
Trementinaires. Fotografía de 1920
Fueron mujeres que conocían las plantas que crecían en los bosques del valle y sus valores terapéuticos. 
El oficio consistía en recolectarlas, preparar remedios curativos con ellas y viajar a pie por el valle ofreciendo sus servicios a las poblaciones por las que transitaban.

Eran mujeres del bosque. Nómadas, que viajaban con grandes sacos llenos de plantas a la espalda y con cinturones con latas en las que guardaban sus ungüentos sanadores.  

El conocimiento de las plantas, sus virtudes medicinales y los procesos de elaboración de remedios ancestrales, que se adquirían de forma oral de mujer a mujer, fueron decisivos para que la profesión absorbiera a la mayor parte de la población femenina del de la Vansa y Tuixent, durante más de cien años. 
Estas mujeres trabajaban de dos en dos - como la guardia civil pero sin tricornio - siendo una de ellas la más experimentada y la otra su aprendiz. Estos dúos se regeneraban dando paso a las mas jóvenes cuando la mayor no podía lidiar con la dureza de la profesión.

Las Trementinaires deben su nombre a la trementina, el remedio más popular de todos los que transportaban con ellas. La trementina se fabricaba con la resina de los pinos y se usaba aplicándola como un parche en la zona afectada por dolores de golpes, torceduras, infecciones y picaduras de araña o serpiente. 

Otros remedios asociados al hacer de estas mujeres del bosque pueden encontrarse en este directorio de la web del museo  que además de las instalaciones propiamente museísticas añade un jardín botánico donde podemos encontrar las plantas silvestres usadas por las trementinaires y sus usos. 
Museo de las Trementinaires
Además el museo ofrece talleres de verano con la intención de propagar estos saberes ancestrales y celebra una feria anual a finales de mayo en honor a estos saberes extintos, que este año trasladan a octubre por la crisis del coronavirus. 

Mas información sobre el oficio en:


Comentarios

  1. Hola. Hace muchos años conocí a una viejecita que hacía algo así. Ella era una mujer morena, aindiada, muy aseada siempre. La gente creyencera la tachaba de "bruja" pero creo que simplemente era una mujer sabia igual a las que ustedes mencionan. Es muy interesante este asunto.

    Ronald Bejarano Gomez en la página de facebook de Escuela de Ateneas. https://www.facebook.com/escueladeateneas/posts/1408210289369934?__xts__[0]=68.ARAifpkZWZdv7cKJazJRvs94fG2kjYNvUaM8k6X4GOU5tMg3Cn74e9_CcNQEUE9aRLte72SkmibYPHKbO6hL-h8IPpcT7fjnXXBqZQAl4OaF_GOgr6L1R-DKdYLC3TXXAgrJhk9dg-nHlkD8S_jqJUrCRfgppYMb_BRxNPgLra0a9cWlpbOAR4g--Ecw5LaMnxIMoqOMTbdUJSYdo_tshCbwcMZfku1Py3izjwS_1QVg37qE1xwidmJDAzrgMsa_CuibiUdRWGSvZA7-zeBejKHw-SV-44DIjdlUSySxoxF1awPUef_G1Mg5hNp61QUZ5zpj5M2x7-5WxJKSL-nKfw5j4dku&__tn__=-R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente en la historia ha habido demasiadas mujeres sabias, a las que el miedo del ignorante ha tildado de brujas o de locas, cuando no de putas o de varios de estos maravillosos atributos al mismo tiempo.

      Estas en particular son del Valle de la Vansa y Tuixent en Cataluña, así que no estamos hablando de la misma etiqueta, pero si de la misma esencia.

      Un saludo Ronald Bejarano Gomez

      Eliminar

Publicar un comentario

Los blogs se engrandecen con cada comentario. Gracias.