Clítoris cercenados: de la ablación a la clitoridectomía


Imagen del corto animado sobre el clítoris que puedes ver aquí
En el post anterior hablamos del clítoris y placer sexual femenino, pero ¿El ser ninguneado en lo sexual es lo peor que pueda pasarle a un clítoris? Por supuesto que no, a pesar que sería deseable seguir avanzando en este sentido, vivimos en un lugar y una época privilegiada, teniendo en cuenta las aberraciones que hoy se hacen avaladas por la tradición cultural. En muchos lugares del mundo sigue siendo una práctica habitual la extirpación del clítoris a las niñas. Dejo un párrafo explicativo sobre la ablación que forma parte de la - muy recomendable - guía en pdf "El clítoris y sus secretos"


En la lucha contra la mutilación genital de la mujer, los defensores de estas prácticas "culturales" aducen que las mujeres están de acuerdo con ellas. La misma Organización Mundial de la Salud llamó la atención sobre la paradoja de que las víctimas de la práctica sean también sus más firmes defensoras. 

No hay tal paradoja. Las mujeres han aceptado como verdades los mitos que amparan estas prácticas. El primero de ellos es la desconfianza en la capacidad de las mujeres para mantenerse fieles. Algunas sociedades en las que se sigue practica la ablación sostienen el mito de que el clítoris y los labios vulvares son las "partes masculinas" del cuerpo de la mujer, de manera que la mutilación tiene como objetivo incrementar la femineidad de las mujeres. En estas sociedades las mujeres no "intervenidas" son humilladas socialmente por ser como hombres. Según declaraciones de mujeres defensoras de esta práctica recogidas en "El rompecabezas de la sexualidad":
"la circuncisión hace limpias a las mujeres, fomenta su virginidad y castidad y protege a las mujeres jóvenes de la frustración sexual al atenuar su apetito sexual"

La comúnmente llamada mutilación genital femenina tiene dos formas:
La ablación: extirpación total o parcial del clítoris
La infibulación. Es aún mas agresiva, extirpando el clítoris junto con labios mayores y menores.
En algunos lugares llega a coserse dejando únicamente una apertura por la que orinar y mantener relaciones sexuales de penetración con dolor por el resto de sus días. 


Imagen recogida de aquí

Se me ha puesto mal cuerpo al documentarme para este post leyendo sobre las formas de llevar a cabo estas "operaciones", para no darle mucho bombo al asunto, solo mencionar que normalmente se llevan a cabo de forma bastante rustica.

En nuestro país se llevan a cabo de forma aislada ablaciones en los segmentos de población inmigrante de países donde esta aberración es considerada parte de su cultura. La alarma surgió por parte de los docentes cuyas alumnas se exponían a este tipo de prácticas por parte de sus familiares. Para erradicar esta situación el Gobierno de España aprobó una Ley Orgánica en 2005. para perseguir extraordinariamente la práctica de la mutilación genital femenina.  aun si esta práctica se lleva a cabo fuera de los límites del Estado español

Como no quiero que nos quedemos con la idea errónea de que esta violenta y descorazonada práctica se lleva a cabo en mundos que no son el nuestro. En Europa y EEUU se lleva a cabo una práctica llamada clitoridectomía que por ser un término médico - política y científicamente correcto - no deja de ser una mutilación de la naturaleza femenina. La clitoridectomía se lleva a cabo en bebes que nacen con el clítoris hipertrofiado (demasiado grande), caso que se dá sobre todo en personas intersexuales.

¿Que es ser intersexual?  
La intersexualidad es la presencia en un mismo individuo de características sexuales de macho y de hembra en proporción variable. En el ser humano se manifiesta de formas diversas, no siempre obvias. Una persona intersexual puede poseer vulva y vagina, y carecer de útero y ovarios; puede exhibir un órgano eréctil de tamaño y forma intermedios entre un clítoris y un pene poco desarrollado; o poseer ambas clases de gónadas, masculina y femenina.

Aunque tradicionalmente se empleaba el término hermafroditismo, su uso no es correcto, ya que alude a la presencia simultánea de ambos sexos y su funcionalidad en el mismo individuo. 
El porcentaje de intersexualidad en la población es de un 1%, muchas personas aunque a penas se hable de ello. Durante toda la historia médica se han llevado a cabo este tipo de prácticas quirúrgicas en los primeros días de vida del bebé intersexual por la necesidad administrativa de hacer una partida de nacimiento en la que se indique el sexo del recién nacido. Si al nacer un nuevo ser humano esta clasificación (masculino o femenino) no estaba clara, rebanar un clítoris grande era la solución más aceptada.

Os recomendamos dos películas cuyo tema central es la intersexualidad dignas de ver para conocer una realidad humana a la que es difícil aproximarse si no es a través del cine:








XXY: película del 2008.











Ultimo verano den Boyita de 2009


Se parte de la premisa de no considerar a la intersexualidad como una enfermedad o una patología, sino como un fenómeno natural no normativo del que no se tiene constancia en la sociedad.






Comentarios