"Lo que creo (de creer y de crear)" sesión abierta de Escuela de Ateneas

El día 24 de octubre, se celebra mundialmente el Día de la Biblioteca. Este año la sesión de Escuela de Ateneas coincidía con este día de celebración y se configuró por casualidad para celebrarlo con una sesión fuera de lo habitual.


Hace unas semanas me encontré por casualidad por la calle con la poeta Cristina Falcón Maldonado. Mujer de amplios vuelos con la que establecí una amistad hace años a fuerza de coincidir en eventos bonitos (cursos de narración oral, jornadas de literatura infantil, talleres de poesía, etc...). Llevaba sin verla mucho tiempo y nos pusimos al día de nuestras vidas de una forma "espidifrénica" por lo mucho que contar y la falta de tiempo, pero lo que si quedó claro es que tenía que hacer una lectura poética y presentarnos su último trabajo en Escuela de Ateneas.

Unos días antes de esta sesión me mandó un mensaje diciendo que si hacíamos una lectura poética en la siguiente sesión. El Si, estaba servido.

También por casualidad, unos días antes del evento, nuestra amiga-hermana Carmen Toledo - Karmento cuando coge la guitarra - nos llamó para pedir asilo en casa por tener unos días de trabajo en Cuenca..... ¡Que maravilla!.... De repente el día 24 también podía contar con la cantautora albaceteña Karmento para la sesión de Escuela de Ateneas. 

Un panorama luminoso, que me hizo querer juntar a estas dos grandes mujeres -que no se conocían entre si - y abrir la sesión a quien quisiera participar de ella y hacerla expansible y contagiosa.

Hice unos carteles para promocionar el evento y en dos días conseguimos la asistencia de 25 personas. Propuse a Laura Rodriguez, nuestra Atenea tecnológica, que si veía la posibilidad de grabar en vídeo el evento y con su buen talante aceptó (gracias Laura, eres una crack).

Tuvimos dos horas y media de canciones, poesía, reflexiones, risas, sobrecogimiento, algunas lágrimas y hermandad... me parece impresionante el poder que tiene una reunión de personas receptivas a sentir y sentirse.


"¡Que tarde más bonita!" - dije satisfecha mientras tomábamos algo después de la sesión de ayer de Escuela de Ateneas. Y Jazmina (nueva Atenea) me contesto muy seria: "bonito es un vestido, lo que ha pasado esta tarde ha sido mucho más que bonito".....
Tienes razón Jazmina, voy a afinar describiendo la tarde de ayer....que para eso este es un espacio de tranquilidad y búsqueda de palabras para una reflexión más profunda.
Me paro a sentir y me viene Serrat (que casualmente también se paseó por la sesión de ayer) y lo parafraseo:

De vez en cuando la vida
nos besa en la boca
y a colores se despliega como un atlas
nos pasea por las calles en volandas
y nos sentimos en buenas manos [...]
De vez en cuando la vida
toma conmigo café
y está tan bonita que dá gusto verla.
Se suelta el pelo y me invita salir con ella a escena[...]
"De vez en cuando la vida", Joan Manuel Serrat.


Un saco de gratitud para nuestras artistas invitadas Cristina Falcón Maldonado y Karmento.
Por muchos encuentros más.

Comentarios

  1. Gratitud recibida. Gracias a vos.

    Karmento

    ResponderEliminar
  2. Cierto es que " De vez en cuando la vida nos besa en la boca..." Y la música, la poesía, la solidaria presencia, la generosidad, la rebeldía, la libertad... Como ayer por la tarde en este encuentro que ya me habita, allí donde se quedan para el resto del vivir, los seres, los momentos y las cosas que hacen bien.
    Gracias a quienes llenaron ese encuentro en la Escuela de Ateneas con su presencia. Gracias Laura, cometa fundacional de ese grupo fantástico, gracias Karmento por tu voz, tu poesía cantada y esa magia que se produjo y compartimos y nos llenó, que cada una, cada uno, nos llevamos a la vuelta de una tarde única.

    Cristina Falcón Maldonado

    ResponderEliminar
  3. Fue muy chuli, joer fui medio atacá saltándome otros quehaceres y se paró el tiempo.
    No sé por qué, pero Karmento y poetisa me hicieron emocionarme y sentí el arropamiento. Aparte de partirme con las expresiones manchegas.
    Moláis, mucho, pero que no che chuba a la cabecha, Diosas! ����������

    Susana

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Los blogs se engrandecen con cada comentario. Gracias.