EL PECHO EN LA HISTORIA DEL ARTE: La Diosa de las Serpientes.


Diosa de las serpientes (1600 a.C.) encontrada en el Palacio de Cnosos. Museo arqueológico de Heraclión, Heraclión.

Isla de Creta (2.600-1.100 a.C.). La civilización minoica es la primera gran cultura urbana europea, según han demostrado recientes estudios de ADN. Era una sociedad notablemente desarrollada, con calzadas y agua corriente. Sin embargo su escritura -el Lineal A- todavía no ha podido descifrarse, por lo que aún hay muchas incógnitas por resolver. Por ello, su arte es un medio principal para su conocimiento, pero también son comunes las dudas respecto a su interpretación. Tal es el caso de la denominada por Evans -primer estudioso de esta cultura- como “Diosa de las serpientes”. Si bien no se sabe si representa a una diosa o a una sacerdotisa, se acepta que es una figura asociada al culto a la naturaleza encarnada en la religión minoica en deidades femeninas. Bajo tal perspectiva se explican las serpientes que lleva y el gato que tiene sobre su cabeza, aunque se desconozca su significado concreto. Sin embargo, también es común que la Gran diosa o divinidades menores se asocien a montañas -donde eran comunes los santuarios en manantiales- y a árboles. 


Estas diosas estarían vinculadas a la fertilidad, la protección de la ciudad, del hogar y a el más allá. Uno de los rasgos más llamativos actualmente de estas figuras femeninas del contexto ritual es su pecho desnudo. Así se ve también en sellos que muestran la epifanía de la diosa rodeada de sacerdotisas adorándola. Todas ellas llevan el traje típico: una gran falda de volantes y un corpiño que deja el pecho al descubierto. Actualmente, la interpretación dada al pecho desnudo ha sido el énfasis en la fertilidad y el erotismo, ambos como vehículo de vida.

Sin embargo, también lo encontramos en otras escenas ceremoniales, como el famoso fresco -aunque sólo parcialmente conservado- de la Taurocatapsia (1450-1375 a.C.) también del Palacio de Cnosos. Aunque no hay consenso al respecto, las dos figuras laterales blancas serían mujeres, pues en esta cultura -como en la egipcia- los hombres siempre tendrían la piel tostada y las mujeres blanca. Ambas tienen su pecho descubierto y participan del ritual en torno al toro. Saltarlo con acrobacias podría ser una recreación simbólica de su caza, una parte fundamental en el proceso de la domesticación de los animales en el Neolítico. Asimismo, estas ceremonias serían un modo apropiación de su fuerza, incluyendo su posterior sacrificio, parte clave de las ceremonias de esta cultura, en las que era común incluso el sacrificio de personas.

Fresco de la Taurocatapsia 


Por tanto, el pecho descubierto en la cultura minoica es una característica común de la imagen femenina. Sin embargo la historiografía ha tendido a justificar este desnudo a través del significado. Como apreció la Dra. Christine Morris, este hecho transparenta la tensión que en la actualidad genera el pecho femenino a la crítica: Si bien considero que en el ámbito de la representación de la divinidad el discurso de la fertilidad es congruente y apropiado, también me pregunto ¿la mirada del minoico reparaba como la nuestra en el desnudo del pecho? ¿y si era sencillamente parte de su forma de vestir? ¿y si su sentido del pudor no atendía a este desnudo al igual que ocurre en muchas sociedades que perviven en la actualidad? ¿en ese caso había alguna necesidad de que el pecho tuviera un significado ulterior o era sencillamente -como es- algo natural, desnudo de tabús?






Comentarios

  1. El tabú es la sociedad occidental mayormente, quien con sus prejuicios, han hecho de algo natural, un objeto de deseo y por idem un tabú.

    Francisco Merino Cortés en el grupo en Misterios, enigmas y curiosidades históricas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Francisco,

      Muchas gracias por tu mensaje. Efectivamente, desde mi poco conocimiento al respecto tengo la sensación de que esta perspectiva "puritana" que demoniza el cuerpo y el desnudo nos viene más bien pensamientos hegemónicos de la mentalidad norteamericana. Asimismo, la historiografía a veces tiene notables dificultades para deshacerse de sus propias circunstancias y preocupaciones a la hora de interpretar el patrimonio. Es difícil a nivel personal a veces conseguir desprenderse de nuestra propia cultura para estudiar otra y ser lo más imparcial posible, si así se requiere. Pero un paso al menos es intentarlo, afrontarlo con la mente abierta en vez de perpetuar estigmas sociales y servirnos de la historia como vehículo de nuestros propios intereses a costa de tergiversar el pasado.


      Laura Mª Palacios

      Eliminar
  2. Hay un libro muy interesante, que trata la simbología del pecho a lo largo de la historia
    https://books.google.es/books/about/Historia_del_pecho.html?id=4lgTAAAACAAJ&source=kp_book_description&redir_esc=y&fbclid=IwAR2o957bjr_A29CJXxgI61S7KhHg4tiqVRbxaaCv8Ts9vyw1uGeVqJzN160

    Laura Alcañiz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Laura por tu mensaje y por tu recomendación. Conozco el libro y es muy interesante que se hagan este tipo de estudios transversales. Además Yalom también publicó otro estudio transversal sobre la "esposa" en la historia. Gracias de nuevo,


      Laura Mª Palacios

      Eliminar
  3. En mi modesta opinión no creo que unos pechos al descubierto significaran una diosa o sacerdotisa,ya en la prehistoria a falta de más conocimientos la figura de la mujer se hizo como tal figuras amorfas de mujeres todas salen con pechos y ¿ porque no ?es lo más natural.

    Federico Moreno en el grupo de facebook "Primer arte"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Federico. Efectivamente, el desnudo del cuerpo humano es lo más natural y por tanto sus significados pueden ser infinitos. Asimismo, tenemos inculcada una cultura grecolatina en la que su panteón lleno de diosas marcadas por el desnudo nos sirve de referente para interpretar el patrimonio de otras culturas. Pero de este modo cerramos muchísimas posibilidades interpretativas. Sin embargo, el problema de la Prehistoria es que no tenemos documentos textuales que nos sirvan de referencia para interpretar su patrimonio. En el caso de Creta pasa igual, pues no se ha descifrado su lengua, el Lineal A.

      La iconografía es un rama del conocimiento apasionante, pero en estas circunstancias tiene grandes dificultades para que una propuesta de significado pueda ser más que una "hipótesis". Dejemos que el futuro nos sorprenda con nuevas técnicas de estudio del patrimonio artístico y con nuevos descubrimientos sobre el arte prehistórico y de las primeras civilizaciones. Gracias de nuevo,



      Laura Mª Palacios

      Eliminar

Publicar un comentario

Los blogs se engrandecen con cada comentario. Gracias.